• Inicio
  • Cursos y talleres
  • Temas de interés
  • Artículos
  • Contacto
 
 

 

   

Inicio

Facebook

Twitter

LinkedIn

Búsquedas en el sitio

Telefónos

Contacto

Inicio

Buenos Aires

Facebook

Twitter

Linkedin

Google +1

Buscar Teléfono Contacto

OPORTUNIDAD ÚNICA, CURSO GRATIS A DISTANCIA : 

TELECOBRADOR JUNIOR INFORMES E INSCRIPCIÓN

Capacitación en gestión de cobranzas. Capacitación y entrenamiento de cobradores. Capacitación para reducir los tiempos de cobranzas.

CURSOS Y TALLERES.

ÚNICOS EN EL MERCADO.

TOTALMENTE PRÁCTICOS

MÁS INFORMACIÓN  >>>

LECTURA RECOMENDADA:

LOS LIBROS DEL DR. EDUARDO  BUERO

Cómo conseguirlos

Como cobrarle a un deudor que no quiere pagar

Tercer libro

del Dr. Buero

NOVEDAD

Más info

Dr. EDUARDO JORGE BUERO

Especialista y disertante internacional en cobranzas

Ver currículum

Dr. Eduardo Jorge Buero, especialista y disertante internacional en cobranzas

CURSOS A DISTANCIA DICTADOS POR EL DR. BUERO >>>

Aumentan morosos y terror a cobradores del Infonavit

Aumentan morosos y terror a cobradores del Infonavit

Christian Torres/El Diario | Datos del STJE de Chihuahua indican que en los últimos cuatro años se han iniciado 8 mil 595 juicios hipotecarios para despojar a los deudores de sus viviendas

Ciudad Juárez.- Con manos temblorosas Esther Barbosa narra que durante 22 años estuvo pagando puntualmente un crédito otorgado por el Infonavit, pero a partir de que se quedó desempleada –en 2012– empezó un verdadero terrorismo por parte de los despachos jurídicos a los que el instituto envió el caso para que le cobraran.

La presión la ha llevado a tanto estrés que incluso tuvo que ser internada en el Hospital Civil Libertad.

“Hasta con ganas de uno hacerse daño, ¿cómo va uno a perder la casa?, estoy dispuesta a pagar pero no puedo. Ya no duermo, siempre estoy pensando que van a llegar a desalojarme porque no tengo a dónde irme”, expresó Esther, de 63 años.

Datos del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE) de Chihuahua indican que en los últimos cuatro años se han iniciado 8 mil 595 juicios hipotecarios especiales para despojar a los deudores de sus viviendas en esta frontera.

Esas estadísticas documentan que en 2010 se interpusieron 2 mil 15 juicios en los ocho juzgados de lo Civil radicados en Ciudad Juárez; 2 mil 320 en 2011, 2 mil 55 en 2012, mil 967 en 2013, y durante enero del presente año, 238.

La representante de El Barzón en Ciudad Juárez, Griselda Esther Sosa, indicó que esa organización atiende en esta frontera a 700 personas que están en la cartera vencida del Infonavit y estiman que hay 13 mil créditos que han caído en mora pero no se tiene una estadística de cuántas personas abandonaron su casa, ni cuántas siguen habitándola.

“La cartera vencida de los créditos hipotecarios está aumentando tanto en el Infonavit por la ola de desempleo y también porque muchas de las empresas están contratando sin darle prestación al trabajador. Y con los créditos otorgados por los bancos también ha incrementado por el desempleo y porque la gran mayoría adquirieron créditos hipotecarios cuando tenían un ingreso considerable, e incluso compraron en fraccionamientos privados donde las mensualidades son demasiado altas y en la actualidad están cayendo en mora y obviamente los bancos demandaron”, dijo.

Entre los casos que lleva El Barzón se encuentra el de Esther Barbosa quien fue sometida a una cirugía de columna en 2012 y a raíz de eso no pudo volver a trabajar y quedó sin empleo. En 2013 comenzaron a llegar las exigencias de pago a la propiedad en deuda ubicada en la calle Lorenzo Lechuga número 6943 de Infonavit Juárez Nuevo.

“Me llegó un aviso diciendo que me acercara a pagar 900 pesos mensuales, fui al día siguiente y ahí me dijeron que iban a ser mil 200. Yo les dije que no podía pagar esa cantidad y me respondieron que me iban a mandar a una persona para un estudio socioeconómico pero hasta la fecha no han ido. La cuenta sigue aumentando y los que sí me visitan son las personas de los despachos”, dijo.

Esther explicó que esa situación la ha perjudicado en su salud, ya que “he estado internada en el psiquiátrico porque van y me amenazan, me dicen que me van a quitar la casa y se pone uno de nervios porque me puede mucho y no tengo a dónde irme”, expresó antes de que las lágrimas le impidieran seguir hablando.

Sosa dijo que los casos de los adultos mayores que aún adeudan sus créditos de vivienda abundan e incluso en El Barzón los conocen como “los abuelitos de la maquila” pues son las primeras generaciones que entraron a trabajar a la industria y actualmente se están pensionando sin haber logrado liquidar los créditos hipotecarios.

Cruz María Zacarías y su esposo obtuvieron un crédito conyugal en el 2000, cuando se anuló el requisito de tener hijos para acceder al beneficio. Sin embargo, sienten que su trabajo se fue a la basura porque tras casi 12 años de estar pagando están en proceso de que su casa les sea arrebatada por el Infonavit.

“Me pusieron un ultimátum: pagaba 24 mil pesos o me quitaban la casa y ellos me pagaban a mí 5 mil pesos. Debo lo equivalente a un año y medio y les quiero pagar. Pero ahora ya me cobran más de lo que costó, que fue 180 mil pesos. A él le prestaron 80 mil y a mí el resto. Él ya acabó de pagar y ahora a mí me cobran 230 mil pesos, bueno el año pasado porque ahora va en 300 mil pesos y mi salud y la de mi esposo se han visto deterioradas, él sufre de presión baja y yo de depresión por los sustos que me dan cada vez que van los del despacho a decirme que me van a quitar la casa, que ya no puedo dar abonos”, dijo Cruz de 59 años.

Otros de los afectados indicaron no haber recibido notificaciones del proceso de adjudicación de vivienda –al parecer fue por edicto– y su familia fue desalojada. Beatriz Samaniego y su familia política perdieron un inmueble en la calle Luis Tercero número 9375 del fraccionamiento Oasis Revolución debido a un adeudo que data del año 2005.

Junto con ese desahucio y por el mismo juicio hipotecario los habitantes de otras dos viviendas corrieron la misma suerte debido a errores en la numeración e incluso una de las viviendas estaba siendo pagada por dos derechohabientes y uno de ellos sí terminó de liquidar.

“El 10 de enero de este año llegó un licenciado con la Policía, abrieron el barandal y las puertas del número 9375, empezaron a echar los muebles a la calle. Al llegar no nos permitieron quitar nada de la casa, dijo que al día siguiente iban a llevar una orden para que sacáramos todo lo que faltaba, pero no lo hizo. No nos entregaron ningún documento del desalojo y para acabarla el crédito de ellos está sobre el número 9403, que también desalojaron, y se involucró a los del 9377, ellos interpusieron un amparo para volver ocupar su casa y cuando nosotros consultamos el expediente aparece que metimos un amparo cuando nunca nos enteramos del proceso”, aseguró Samaniego.

Sosa explicó que El Barzón ha registrado una nueva práctica de los despachos de cobranza: en lugar de las notificaciones personales lo hacen a través de edictos publicados en los periódicos de la localidad, por lo que los deudores no se enteraron de los juicios y en términos jurídicos su ausencia se toma como rebeldía y los procesos son mucho más rápidos.

En opinión del economista Alejandro Sandoval Murillo, de la agencia “Solo Negocios”, los créditos hipotecarios son una excelente forma de movilizar las economías, por ejemplo en Ciudad Juárez la construcción apoyada por los créditos fue uno de los principales sostenes en 2000 y 2001 cuando hubo una recesión importante en Estados Unidos y aquí se llegaron a perder hasta unos 100 mil empleos.

“El tema que defiende El Barzón de principio se puede decir que defiende la irresponsabilidad pero cuando alguien no paga es porque las economías se frenan, habrá uno en un millón que no quiere pagar porque no quiere, pero la mayoría son víctimas de la desaceleración de la economía, por ejemplo de la recesión, despidos, porque la economía no arranca fuerte o de que se inflacionó y un sinfín de razones”, explicó.

Sandoval indicó que esta gente por más que quiere pagar su casa no puede, no hay con qué, no hay trabajo o el que hay es poco y mal pagado. Obviamente el que se exalte la posición de oferta de créditos financieros y que se ofrezcan a gente que potencialmente tenga riesgo de perder su empleo, de no poder pagar sus créditos es de las partes riesgosas de este mercado virtuoso de los créditos hipotecarios, agregó.

El economista sostuvo que la forma en que se puede quitar el escenario de riesgo es facilitando la recuperación de los inmuebles por parte de los bancos y disminuyendo la posibilidad de que los beneficiarios pierdan sus empleos a través de “gobiernos con políticas públicas y con actividad económica más propositiva e inteligente y que no necesariamente hemos tenido en el país en los últimos 200 años”.

Además explicó que los juicios hipotecarios desaceleran las economías por todos los gastos que se generan en la recuperación de los inmuebles. “No sólo pierde la persona que se quedó sin casa, también pierden los bancos, tienen que pagar abogados, deben esperar los plazos de los juicios para la recuperación, hay muchos pretextos y razones alrededor que van a frenar el movimiento económico”. (Blanca Elizabeth Carmona/El Diario)
 


bcarmona@redaccion.diario.com.mx

Fuente: http://eldiariodechihuahua.mx/El_Estado/2014-03-31/Aumentan-morosos-y-terror-a-cobradores-del-Infonavit/b1c1768f1c489a03629abc21271b2524

 
 

www.cursosdecobranzas.com.ar

 
 

Diseño web Argentina Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web